EL PROGRESO VERDADERO.REFLEXIONES DE ACTUALIDAD CON SAN FRANCISCO AL FONDO (ebook)

CSAR HERRERO HERRERO
EL PROGRESO VERDADERO.REFLEXIONES DE ACTUALIDAD CON SAN FRANCISCO AL FONDO ebook Tagus
Compartir:

EL PROGRESO VERDADERO.REFLEXIONES DE ACTUALIDAD CON SAN FRANCISCO AL FONDO (ebook)

CSAR HERRERO HERRERO

Es un hecho la existencia, en la actualidad, de muchas personas que, de forma individual o formando grupos (estn en mbito institucional o no) que, por estar adheridos a determinadas ideologas (fundamentalmente, las consideradas de izquierdas), se atribuyen la denominacin de progresistas. Y, por si fuera poco, no pocos profesos de las mismas persisten en considerar, a los que no militan en este intelectual predio, como retrgados, fachas, integristas  O, como mucho, condescendiendo un tanto, se avienen a llamarlos, con no escaso desdn, conservadoresEs, por eso que a tales individuos o grupos no se les va, de su boca, referencias, por ejemplo, a gobiernos de progreso o, simplemente, de gobiernos de cambio, apuntando, claro est, a los formados, o a formar, con miembros de su cuerda ideolgica. Como si el progreso, el verdadero progreso humano, fuese una derivada necesaria de su peculiarsimo pensamiento!Naturalmente, la realidad, segn expone el autor en este libro, ha de ser tratada de manera distinta. Por qu? Porque slo podr calificarse de progresistas, de progresistas verdaderos, a las personas que encarnen en sus principios y, sobre todo, en sus obras, las exigencias que conlleva el autntico concepto de PROGRESO, en cuanto relacionado con el hombre. Si ello es as, entonces el problema estriba para orientar seriamente la materia, en cmo acceder, con solvencia bastante, a acuar, con aceptable acierto, la nocin, en sentido estricto, de dicha categora de PROGRESO. Y, una vez alcanzada, hacer que ella sea el centro de discernimiento para llevar a cabo, de veras, la calificacin en cuestin.Precisamente, pues, esa es la tarea que se ha propuesto el autor de la presente obra, tras un complejo, largo e intenso excursus de investigacin a travs de distintas culturas (sobre todo, las clsicas de Grecia y Roma, as como la cristiana, modeladoras de la civilizacin occidental). Y, por supuesto, despus de examinar la comprensin (implcita o explcita) que del mismo concepto han ofrecido pensadores seeros de la Edad Media, del Renacimiento, de la ilustracin, as como de los tiempos de la Modernidad y Postmodernidad.Es a partir de la definicin de tal progreso, a la que ha llegado el precitado autor con el amplio estudio por l realizado, desde la que se dirige a personas y grupos de personas que, a priori, estn convencidos de ser progresistas, preguntndoles si, en realidad, no sern, ms bien, sedicentes progresistas, o progresistas por autoproclamacin.Muy interesantes son los tres ltimos captulos del libro, en los que el mismo autor se interroga y contesta sobre si el mensaje cristiano autntico ha de ser considerado verdaderamente progresista.

Detalles