Cualquiera podría asegurar que un perro jamás agrediría a su amo, pero ¿cómo reaccionarías si de repente tu "mejor amigo" tratara de acabar contigo y con quien se le ponga enfrente? La probabilidad de escapar a un ataque de esta (anti)naturaleza se reduce significativamente… en especial si tu mascota está infectada por un extraño virus que tiene efectos mortales en los humanos.

Detalles

Otros libros del autor