La información facilitada por las entidades bancarias y aseguradoras sobre sus productos plantea para los consumidores, especialmente para los inversores minoristas, serias dificultades de comprensión debido a su limitada cultura financiera, la cual no les permite evaluar los riesgos que están asumiendo al realizar las operaciones. La compra de participaciones preferentes es el último caso donde se puede constatar lo expuesto; el inversor desconoce el producto financiero en el cual invierte y su compra obedece únicamente a la información facilitada en las oficinas de los bancos y cajas. Este libro será de utilidad a los estudiantes universitarios en cuyo diseño curricular se contemple esta materia, a los profesionales que desarrollen su actividad en el ámbito financiero y asegurador o para la preparación de oposiciones a distintos cuerpos de la Administración del Estado, así como a todos los aquellos interesados en adquirir una cultura financiera.

Detalles

Otros libros del autor

Artículos relacionados