El antecedente que da origen a esta nueva publicación, se encuentra dentro de la siguiente historia: En el año de 1980, recorriendo las librerías de obras usadas en la Colonia Doctores de la Ciudad de México, en la calle de Vértiz a la altura de los Tribunales, existe una librería donde encontré el Código de 1871, al revisarlo me impresionó su contenido, por lo que una semana después acudí a comprar dicha obra, llevándome la sorpresa de que el precio había sido aumentado a cuatro mil quinientos pesos, lo cual me dio mucho coraje, pero también sabía que una edición oficial, no la podría adquirir nunca en ningún otro lugar; motivo por el cual sin importar el precio, con todo el dolor de mi alma pagué cuatro mil quinientos pesos, El precio de la obra deja de ser significativo, cuando empecé a consultar el Código para mis clases de Derecho Penal, en la ENEP ACAN . Dado el valor del mismo, lo guardé con celo sin prestarlo a nadie, como si hubiese sido hecho sólo para mí, varios estudiantes de la carrera de Derecho al realizar sus tesis profesionales, les pedí que tenían que consultar el Código de 1871, y su respuesta era: no lo conocemos, dónde podemos consultar, en la biblioteca de la escuela y en muchas otras no existe; esto motivó que un día platicando con el señor José Antonio Pérez Porrúa, le comentara la necesidad de que su editorial publicara dicho ordenamiento. Aceptada la propuesta me puse a analizar dicha ley, misma que habiendo sido sacada de mi biblioteca, desempolvada y por primera vez en la historia de México después de ciento treinta años, ponemos a la mano de los estudiantes, investigadores juristas y abogados, nuestra primera Ley Penal, ya como nación mexicana.

Detalles

Artículos relacionados