De otro lugar
-15%
Compartir:

Antonio Tojeira es un hombre corriente y anodino. Le gusta la vida tranquila y por ello deja atrás el bullicio del Madrid de principios de los ochenta a cambio de la tranquilidad mediterránea de Alicante. Trabaja como policía, pero su implicación con la defensa de la ciudadanía no va más allá de la obligación que le impone su puesto. Sin embargo, la Dirección General de Seguridad decidió enviar al norte, al País Vasco, a uno o dos inspectores de cada comisaría del país. Estamos en los años más violentos de ETA, y ni los policías más comprometidos quieren arriesgar el pellejo lo ordene quien lo ordene.

Detalles

Otros libros del autor