Las sociedades humanas organizan la satisfacción de sus necesidades, defensa, supervivencia, cuidado, prosperidad compartida, atribuyendo poderes para dictar normas, resolver conflictos y ejecutar decisiones a ciertas personas. El ejercicio de las facultades ejecutivas (como el de las legislativas y las judiciales) genera riesgos y dificultades, a las que pretende dar cabal respuesta el Derecho Administrativo.

Detalles