"La primera regla del club de la pelea es no hablar del club de la pelea," La ácida y provocadora historia que dio origen a un clásico del cine. Todos los fines de semana, en sótanos, estacionamientos y otros sitios ocultos de las grandes metrópolis de Estados Unidos, jóvenes oficinistas se quitan los zapatos y las camisas para entregarse a un brutal pasatiempo: luchar hasta la extenuación. Los lunes regresan a sus oficinas con los ojos amoratados, contusiones por todo el cuerpo y múltiples dientes rotos, pero embriagados con la sensación de omnipotencia y plenitud que les proporciona su catártica actividad. Estas reuniones clandestinas son parte del plan con el que Tyler Durden, proyeccionista, mesero y oscuro genio anarquista, aspira a vengarse de una sociedad enferma por el consumismo exacerbado.

Detalles