El amor es paciente; el amor es amable; el amor no presume o alardea. No hay arrogancia en el amor; nunca es brusco, bruto ni indecente; no es egocéntrico. El amor no es fácilmente amargo. El amor no se equivoca calculando. El amor confía, cree y sobrevive a todo. El amor nunca se quedará obsoleto. Lucharé por ella.

Detalles

Otros libros del autor