HIKURI
Compartir:

José Vicente Anaya como poeta fue condenado a la vida, como ser humano fue condenado a la poesía. Así lo manifestó el día en que se conmemoró el vigésimo aniversario de la publicación de Híkuri, y lo dijo ante un público atónito por la presencia de este budista urbano, de este monje citadino, que como poeta anuncia la vida, que como hombre muestra lo que los otros, inmersos en su mismidad, son incapaces de observar: su propia condición humana.

Detalles