Me parece que en este escrito el autor centra claramente una cuestión que los que están muy comprometidos en la lucha a favor o en contra del iusnaturalismo no consiguen ver: es decir que iusnaturalismo y positivismo jurídico son dos formas diferentes de considerar el fenómeno jurídico, que necesariamente no se excluyen reciprocamente, dos maneras que representan dos actitudes o perspectivas posibles, las dos legítimas frente al derecho, las dos necesarias, entre muchas cosas, porque ambas unilaterales.

Detalles

Artículos relacionados