Esta pieza de teatro en la que el autor está profundamente involucrado con los intérpretes y con el montaje, es una maravillosa historia, típica de las aventuras del oeste norteamericano, pero con un inconfundible color local. Triunfo Arciniegas confiesa que lo que más le interesa cuando escribe una obra es la felicidad y este es un excelente ejemplo de ese fin. Con personajes muy bien definidos y con una trama muy simple pero rica en humor y buenos momentos, los niños disfrutarán inmensamente interpretando o simplemente leyendo la historia de Lucy, una cantinera valiente y su novio Pepe Ratón, un hombre asustadizo que por amor a Lucy comete un gran acto de valentía. Al final, el mensaje reconciliador nos deja un buen sabor en la boca.

Detalles

Artículos relacionados