MUERTE EN SAN JERONIMO
Compartir:

En San Jerónimo, nido de demonios, sombras infectas que prestas se arrastran, heraldos negros que sus muros turban cantando sacrílegos vaticinios... Justicia pobre la que brindáis si el juez que severo condena engendra más horror y pena que el vulgar cuatrero a quien culpáis.

Detalles