La obra literaria, además de constituir la expresión de un pensamiento individual, es también el reflejo permanente de una problemática social, económica o política, que influye de manera determinante en ella. La autora de esta obra introduce al estudiante de bachillerato en el método para descifrar el trasfondo del mundo literario que ofrecen los libros, mediante el conocimiento del contexto psicosocial y cultural en el que surge la obra, no sólo para comprenderla mejor, sino para obtener una perspectiva más amplia de la misma. Con tal propósito, en este libro se propone una serie de lecturas y ejercicios que ayudan al alumno a relacionar cualquier obra con su momento histórico e ideológico, y con la corriente literaria a la que pertenece.

Detalles