Lo impensable ha sucedido. ¡Portgas D. Ace está muerto! El shock es tal que Luffy pierde la consciencia justo cuando Akainu va a darle el tiro de gracia. Afortunadamente, Jimbei ha jurado proteger al novato y la orden de proteger al chico sigue en pie. Se desata el pandemónium y Barbablanca ya no tiene motivos para contenerse, pero finalmente muere en pie y sin una sola herida en la espalda. Sin embargo, la Marina está embriagada por la sangre, al grado de continuar masacrando piratas aun después de haber logrado sus objetivos y todo parece perdido hasta que aparece Shanks y ordena un cese a las hostilidades. Esto permite que Trafalgar Law se lleve a Luffy hacia la Isla de Mujeres para recibir tratamiento bajo la protección de Boa Hancock. Sin embargo, el espíritu de Sombrero de Paja está más herido que su cuerpo…

Detalles

Newsletter

¿Quieres saber más de nosotros? Suscríbete
2020 © Librería El Sótano. Todos los Derechos Reservados | Grupo Trevenque