Tiene la obra como tema el restablecimiento de la perdida honra del héroe. Empieza con el destierro de éste y termina con su triunfo jurídico en la Cortes de Toledo. Y todo lo que ocurre entre este principio y este fin contribuye al engrandecimiento progresivo de Rodrigo: le enaltece la serie de victorias obtenidas desde Castejón hasta Valencia; la enriquecen los famosos caudales que estas victorias le proporcionan; los infantes de Carrión, de natura tan alta, le honran al querer casarse con sus hijas.

Detalles

Artículos relacionados