Luis Murrieta se encuentra ante una misión que entra dentro de las funciones habituales de su trabajo, un vendedor tiene que abrir mercados, y un reto localizar un lugar geográfico del cual nunca había oído hablar. Durante varias semanas se dedica a investigar y preparar el viaje. Inicia su búsqueda interrogando a viajeros experimentados, pero ellos nunca habían oído hablar de aquel lugar. Continuó su búsqueda por agencias de viaje. Pasó mucho tiempo investigado en bibliotecas, entre geografías reales y fantásticas; llegó a imaginar una trama bibliotecaria que le ocultaba los libros donde en los que se describía “Benujistán.

Detalles