Novedad

Prueba, imputación y sanción del homicidio

BENAVENTE CHORRES, HESBERT
Prueba, imputación y sanción del homicidio
Compartir:
Novedad

Prueba, imputación y sanción del homicidio

BENAVENTE CHORRES, HESBERT

Señala que “la resolución del caso mediante normas adquiere una especial trascendencia en el Derecho penal, en el que el principio de legalidad impone una estricta observación de la ley escrita, esto es, la solución es correcta si es la solución indicada en la ley”. En esa inteligencia, para la aplicación correcta de la ley penal se requiere considerar que el delito es aquella conducta típica, antijurídica y culpable, por lo que, en lo que respecta a la sanción del delito de homicidio, se requiere que el comportamiento imputado al activo cumpla con las propiedades señaladas ut supra, a través del manejo de las evidencias, así como del conocimiento científico, en el marco del proceso penal respectivo. Frente a ello hemos titulado el presente ensayo como Prueba, imputación y sanción del homicidio, porque consideramos que es el camino lógico correcto, donde resalta la necesidad de efectuar tanto un estudio dogmático, pero también procesal de la figura del homicidio. En ese contexto, Polaino-Orts comenta que “la teoría y la práctica son conceptos indisolubles, que no se pueden separar ni concebir aisladamente”; en ese sentido, la dogmática jurídico-penal no es sólo un postulado teórico, sino un conjunto de garantías que se verifican en el proceso penal. Asimismo, Bacigalupo apunta que es falsa la idea de que la solución de casos no necesita de conocimientos científicos, cuando lo correcto es que resultan soluciones adecuadas aquellas en las que el jurista se vale del instrumental que le proporciona la ciencia jurídico-penal. Igualmente, Moreno indica que el derecho penal, así como los conceptos y desarrollos de la dogmática penal son un pilar fundamental en la construcción de una buena teoría del caso. Para cumplir tal cometido hemos dividido en cinco capítulos el presente estudio, para efecto de analizar a través del sistema de casos las categorías de la conducta, tipicidad (separando las reglas de imputación objetiva de las de la imputación subjetiva), antijuridicidad (centrándonos en el tema de la legítima defensa) y la culpabilidad (realizando una especial referencia al matar por razones de género con el matar al haberse encontrado el agente en un estado de emoción violenta, al considerar que son situaciones que exigen graduar el juicio de reproche y, por tanto, la magnitud de la pena). Finalmente, se menciona que el adoptar el sistema de casos ha implicado pronunciarnos sobre temas procesales, en especial con la prueba, porque constituye el ejercicio de razonamiento por excelencia para afirmar o descartar la responsabilidad penal; en esa línea, López apunta que la mayoría de los esfuerzos en Latinoamérica se ha enfocado en reasegurar el terreno ganado en materia de libertades individuales, de derechos humanos, y de garantías constitucionales del derecho penal y procesal penal, para fortificar de manera incesante el principio de legalidad y, por ende, el de tipicidad; por tanto, se debe evitar un razonamiento probatorio incorrecto que afecte las libertades hechas mención ut supra.

Detalles

  • Editorial: FLORES EDITOR
  • Año de edición: 2022
  • Materia Derecho penal
  • ISBN: 9786075730004
  • Páginas: 248
  • Encuadernación: RUSTICA