Un día te levantas y te parece que el mundo cambió: tus papás, tus hermanos, tus maestros; bueno, hasta el perro te ve raro. ¿Qué pex? Sólo hay una explicación: llegaste a la adolescencia. Tranquilo, es una etapa chidísima de la vida, llena de emociones y diversión pero, la neta, también tendrás retos y responsabilidades. Y para que no te la avientes solo, aquí está tu Quiúbole con... para hombres, un libro distinto a cualquier otro que, sin choros, te ayudará a tomar buenas decisiones sobre temas importantísimos como tu sexualidad, tu familia, las chavas, la escuela, las drogas y muchos otros que seguro te van a latir. ¿Quieres más ejemplos?

Detalles