¿Cómo explicar el éxito de las teorías de la conspiración que, por ejemplo, hacen de un libro tan dudoso como el Código Da Vinci, un best seller mundial? Tal es la pregunta que interesa discutir aquí. Para precisar las 'características y la "mecánica" de las teorías de la conspiración, en particular aquellas que las hacen tan atractivas, tan socialmente eficaces e incluso ineludibles, se puede evocar el caso de un adepto "ideal" de la Teoría de la Conspiración. Con este fin en este libro, los autores, se limitan a examinar su versión extrema, a saber, aquella que Carlos Pereda denomina aquí mismo: la Teoría General de la Conspiración, el caso ideal, no carente de plasmaciones empíricas abundantes, de un individuo que se adhiere o se deja seducir por la "teoría" de que un solo actor -sea Dios, los judíos, los neoliberales, los extraterrestres o algún político maligno- o un solo "macrosujeto" social -nación, pueblo, cultura, globalización...- que determina unilateral y mecánicamente, y por lo general de manera oculta, los i innumerables hilos de la realidad social o, mejor, del teatro nacional y, a veces, sin continuidad, del teatro mundial.

Detalles

Otros libros del autor