El turismo no es un producto más, dirigido a una masa de consumidores cuyas preferencias están determinadas por la publicidad; es una actividad fundamental del hombre en sociedad, que implica descubrir su riqueza multifacética y reconocer su auténtico valor.

Detalles

Artículos relacionados