Berlín, 1931. La policía recibe un telegrama del FBI en el que se informa que Abraham Goldstein, un gángster de Nueva York, va rumbo a la capital alemana.

Detalles