Con Niebla estamos ante una novela que se lee con placer. En ella, Unamuno exhibe la vida indecisa y la incapacidad amorosa de un hombre, y entonces expone su objetivo como narrador: poner el alma de sus personajes bajo una lupa que desnuda sus intimidades, y escarbar en ellas hasta configurar todo un cuadro de la condición humana en el que podemos vernos retratados. No es casual que sea la novela que más pronto y más veces se tradujo a las otras lenguas.

Detalles

Otros libros del autor

Artículos relacionados