En 1943 el gobierno mexicano recluía a los descendientes de alemanes, prisioneros y posibles traidores en el campo de concentración de Perote, dentro de la vieja fortaleza de San Carlos. Más de quinientas personas estuvieron encerradas en esas altas montañas entre el frío y la humedad, en uno de los pasajes más secretos de nuestra historia. En medio de un duro y nevado invierno, los prisioneros deberán enfrentarse a algo más que al gobierno mexicano cuando despierta de su hibernación milenaria un gigantesco dios prehispánico dispuesto a retomar el poder perdido: Xipe Tótec, nuestro señor desollado. La deidad descarnada causará terror entre austriacos y alemanes, que deberán enfrentarse a la aterradora magia ancestral, a la sospecha que pende sobre sus cabezas y a sus propios demonios incontrolables.

Detalles

Otros libros del autor