A decir del propio autor, este "es un relato en el que se presentan unos cuantos personajes singulares en circunstancias singulares". Uno de ellos es Tsutsik, quien está ligado sentimentalmente a cuatro mujeres: Betty, una talentosa actriz; Celia, una mujer casada y adinerada; Tekla, la muchacha campesina que asea su departamento; y Dora, la marxista, un peligro y una antigua pasión. Hasta que un día se reencuentra con su compañera de juegos de infancia, Shosha, una joven aún inocente que lo regresa a su pasado.

Detalles