1949. William Burroughs llega a la Ciudad de México acompañado de Joan, su esposa, la hijastra Julie y Billy, su pequeño hijo. Destinado a convertirse en el más importante escritor experimental contemporáneo de los Estados Unidos, el aún joven Bill apenas coquetea con la idea de escribir una novela. Ignora que dos años después habrá de matar accidentalmente a Joan de un tiro en la cabeza, durante un estúpido juego de Guillermo Tell.

Detalles