ESTUDIOS EN HONOR DE HUMBERTO ROMAM PALACIOS / PD.

CASTRO Y CASTRO, JUVENTINO V.
ESTUDIOS EN HONOR DE HUMBERTO ROMAM PALACIOS / PD.
Compartir:

ESTUDIOS EN HONOR DE HUMBERTO ROMAM PALACIOS / PD.

CASTRO Y CASTRO, JUVENTINO V.

Humberto Román Palacios, excelente y estimado funcionario judicial que hizo importantes incursiones en el ramo de la procuración de la justicia tanto en la Procuraduría del Distrito Federal como en la del Estado de Guerrero, fue nombrado Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el 26 de enero de 1995. Infortunadamente, y después de una fecunda y exitosa actuación como Ministro y Presidente de la Primera Sala de la propia Suprema Corte, falleció, con gran consternación no sólo de sus familiares y amigos, sino especialmente de la Ciencia y Técnica del Derecho en nuestro país. Los ministros que arribamos al propio tiempo que él, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, miembros de la Integración 1995, hemos convenido en editar esta obra que presento precisamente en su honor, y al amparo de su indudable prestigio. En los inicios de este año tuve el honor de dirigirme a don Mariano Azuela Güitrón, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para proponerle precisamente esta obra colectiva no sólo de los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sino de otros miembros distinguidos del Poder Judicial de la Federación o de los Colegios de Abogados, Facultades, Asociaciones de Profesionistas, y otros muy estimables juristas del país, como forma de recordación perenne de nuestro compañero fallecido. Don Mariano fue el entusiasta conducto para hacer la proposición correspondiente al Pleno de la Suprema Corte de Justicia actual, quien la aprobó haciéndome de paso el alto honor de nombrarme Coordinador de los trabajos respectivos. Todos los componentes de la integración de 1995, aceptaron además colaborar con un estudio de investigación jurídica a la altura del ministro fallecido. El señor Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación debe entenderse encabeza oficialmente este esfuerzo, aunque lo coloque en unión del Pleno bajo la responsabilidad de este modesto presentador. Infortunadamente el exceso de actividades y de

Detalles

Otros libros del autor