POBRE PATRIA MIA
Compartir:

Porfirio Díaz se embarca en el Ypiranga y desde Europa observa al país desangrarse. Atrás han quedado las victorias en la Intervención francesa, las fiestas del Centenario y la severidad del mátenlos en caliente. Para el viejo general no hay realidad más ingrata: levantó una nación que parecía un animal incivilizado; le trajo la calma, el orden, el ferrocarril, el petróleo y la modernidad, pero México le dio la espalda y lamenta que su cuerpo ya no sea capaz de dar una nueva guerra.

Detalles

Newsletter

¿Quieres saber más de nosotros? Suscríbete
2020 © Librería El Sótano. Todos los Derechos Reservados | Grupo Trevenque